domingo, 10 de septiembre de 2017

¡Nos vamos a Canadá! - Detalles previos al viaje.

Antes de comenzar debo advertiros que el contenido de los próximos post del blog no van a seguir la linea argumental habitual. Lo descrito tiene más que ver con aquellos detalles de un gran viaje que me hubiera gustado leer previamente a nuestra escapada y van a contener muchos datos prácticos por si alguien se quiere lanzar a la aventura de cruzar el charco.


Desde que nacieron los little nunca habíamos "escapado" de la península ibérica y, teniendo en cuenta que Ana tiene 7 años, se hacía un poco cuesta arriba esta cuestión dado nuestro carácter viajero prepaternal.


Para darle más encanto a la historia no sólo nos fuimos los 4, también embarcamos a esta aventura a los abuelos y al tío... total, que nos marcamos un family road trip como Dios manda.


A la hora de elegir destino siempre tuvimos clara una cuestión: para ser el primer viaje transoceánico de los chicos, íbamos a optar por un destino con vuelo directo desde España. Y dentro de las posibilidades que se abrieron había que intentar satisfacer los gustos de cada uno de los integrantes del viaje: urbanitas, aventureros, amantes de la naturaleza y, por supuesto, niños. Habiendo metido todos estos factores en la coctelera el destino parecía claro: Canadá.


Air Transat fue la compañía que elegimos por ser la que mejores precios ofrecía... si bien, eso de que es una compañía low cost transoceánica creo que no deja de ser un reclamo publicitario más que una realidad, al menos en comparación con los precios de las compañías low cost europeas.

El vuelo de ida lo hicimos desde Madrid a Montreal y dura aproximadamente 7 horas y media. El avión en si era bastante básico... tanto en hechuras como en entretenimiento: no había pantallas individuales (algo fundamental en un vuelo de tantas horas). Dado que era un hecho con el que contábamos de antemano, llevábamos tablets, libros y juguetes para los más peques y podemos decir que no se nos hizo más pesado que un viaje a Galicia en coche.

Por cierto, en esta compañía las familias con niños tienen embarque prioritario y sinceramente me parece un puntazo no tener que esperar de pie más de una hora las colas para subir al avión.



Entre Madrid y Montreal hay una diferencia horaria de 6 horas, y claro saliendo de Madrid a las 13:30 llegas a Montreal a las 21:30, hora española, siendo las 15:30 en Canadá... vamos que llegas con el culo torcío. Debo decir que los días previos empezamos a cambiar los hábitos poco a poco a los chicos: retrasamos una hora cada día los horarios habituales de desayunos, comidas, cenas y hora de acostarse. ¡Funciona!, fueron los que mejor llevaron eso del jet lag.


Tras recoger las maletas hay que tomar la decisión de cómo trasladarte al hotel entre dos únicas alternativas: autobús o taxi. El 747 es el autobús municipal que deja en el centro de Montreal en 45 minutos y cuesta 10 dólares (si no me equivoco el billete es válido para las próximas 24 horas) y el taxi sale en torno a 40 dólares + tip (propina del 15% aprox). Con estas, y siendo 7 personas las que viajábamos, elegimos el taxi por la comodidad y por la escasa diferencia de precio en nuestro caso.


Antes de detallaros cómo es Montreal querría hablaros de un tema que todo el mundo se plantea cuando viaja fuera de Europa: ¿dónde cambio la divisa?. En otros países no sabría deciros pero en Canadá lo que sale más rentable es llevar los euros a Montreal y cambiarlos en una oficina de cambio de divisas del centro. Os paso cómo estaban los tipos de cambio en el momento de nuestro viaje y con esas tomáis vuestra propia decisión:


- Oficina CECA de las cajas de ahorros: por 1.000 € nos daban 1.310 dólares canadienses.
- Oficina de cambio de divisas de El Corte Inglés en Barajas: 1.000 € = 1.200 CAD.
- Oficina de cambio de divisas de ICE Currency en Montreal Airport: 1.000 € = 1.300 CAD.
- Oficina de cambio de divisas Globex 2000 en el 455 de Saint Catherine Street: 1.000 € = 1.455 CAD.


Y hasta aqui los preparativos del viaje, en el siguiente enlace podréis leer una primera parte de nuestra estancia en Montreal.

8 comentarios:

  1. Qué gran idea. Pido permiso para plagio.

    ResponderEliminar
  2. Menudo viajazo os habéis marcado y los little se han portado fenomenal. Habéis tardado 7 años, pero seguro que ha merecido la pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irene de mi vida! A ver si las cuadernas os marcáis un viajecito aunque sea por aquí cerca! Y me lleváis aunque sea de maletero y chófer

      Eliminar
  3. ¡¡Siguiente capítulo ya, por favor!!estoy segura de que ha sido un super viaje, y esta introducción ya engancha!!!(ilustraciones😍)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lidia! En los próximos días sacaremos el nuevo post... espero que me ayude tu amiga, que ya le digo que sus ilustraciones son el 80% del éxito que pueda tener el blog.

      Eliminar
  4. Qué puntazo que fuerais en plan tribu. Menudo viaje inolvidable.
    Y sois expertos padres viajeros y se nota, a mí no se me hubiera ocurrido lo de ir cambiando los horarios para suavizar el jet lag 👏👏👏

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que viajar con tanta familia entrañaba sus riesgos Bego, pero todos nos portamos superbien y no pudo salir mejor.
      Lo malo de este viaje es que nos ha abierto los ojos con respecto a viajar con niños y eso hace que se nos pongan los dientes largos con nuevos destinos...

      Eliminar